El rescate de las autopistas de peaje

Economía, Política Nacional

Escribo en Quién Manda un reportaje sobre quiénes son las empresas concesionarias de las autopistas de peaje que el Estado va a rescatar, y a quién le corresponde en el Gobierno decidir sobre este tema.

El 6 de Octubre de 2003, el entonces alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, cortaba la cinta que inauguraba la autopista radial de peaje R-2, que uniría Madrid con Guadalajara. Lo hacía acompañado de las sonrisas del presidente del Gobierno de la época, José María Aznar, que sujetaba la cinta con su mano vendada (consecuencia de una tendinitis), y de Francisco Álvarez Cascos, entonces ministro de Fomento. La R-2, según Henarsa, la empresa concesionaria a la que se adjudicó su construcción y gestión, pretendía absorber un 30% de los 100.000 vehículos que entraban y salían a diario de la capital por la A-2. Era la época de la burbuja inmobiliaria, del crédito fácil y las expectativas de crecimiento ilimitadas: ese mismo año la economía creció un 3.1%, la deuda no llegó a superar el 50%y la prima de riesgo no sólo no preocupaba sino que llegó incluso a desaparecer.

Sigue leyendo aquí.